top of page

YOGA MUJER


Vivimos en una sociedad que se ha focalizado en exceso hacia la apariencia física,

pero que hay de nuestra salud realmente?


Atravesadas por modelos sexistas que nos reflejan la norma, mostrándonos un mundo irreal, lejano e insano, nos vamos desconectado no solo de nuestra verdadera esencia sino que además vamos descuidando nuestra salud.


Cuando hablamos de salud nos referimos por supuesto a todas las esferas que componen nuestra vida como seres biopsicosociales que somos.

Si bien es difícil desaprender, tomar nuevos y buenos hábitos, trascender los patrones y estructuras inconscientes creo firmemente que cuando el llamado aparece y nos toca la puerta al cambio para mejorarnos, el cambio se produce.


Yoga como estilo de vida, yoga para la salud, yoga para la mujer.


La práctica regular de Yoga tiene un impacto positivo en nuestro cuerpo y nuestra mente.

El Yoga es un regulador de nuestro sistema nervioso, endocrino, cardiovascular, mejora nuestro sistema inmune mejorando así, nuestra calidad de vida.

Es bien sabido que el ejercicio físico, ejerce una influencia favorable para el desarrollo cerebral.


La práctica regular de Yoga, como ejercicio consciente previene alteraciones neurodegenerativas, estados como la ansiedad y depresión predisponiéndonos a estar con mejor estado de ánimo y así vivir más felices.


Para mí es importante destacar que además de mejorar nuestro organismo físico, el aporte a nuestra mente es inmenso.

Sabemos que los pensamientos condicionan la respuesta del organismo y de eso hay evidencia científica.

Nuestra mente tiene una gran capacidad para influir en los estados corporales.

Por tal motivo tanto la práctica regular de āsanas (posturas y trabajo físico) como Prāṇāyāma (técnicas de control voluntario de la respiración que coordinan patrones de inspiración, exhalación y retención) brindan grandes beneficios para la salud mental y sus mecanismos neuronales.

Ante esto podemos comprender que una mente desequilibrada (estrés, ansiedad, depresión, situaciones traumáticas, etc) condicionará la respuesta correcta de nuestro cuerpo, alterándolo.

Las mujeres somos cíclicas y pasamos por diferentes etapas en nuestra vida (Menstruación, embarazo, post parto, menopausia) que traen consigo desafíos a nivel físico, mental y emocional.

Acompañar esos cambios, esas etapas vitales buscando el equilibrio será la clave para vivir una vida saludable y en armonía con nuestra propia naturaleza.


Una frase hermosa de B.K.S Iyengar.

"El Yoga nos enseña a curar lo que no es necesario soportar, y a soportar lo que no se puede curar."


24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page